Liquidación del presidente del PRI no esta apegada a derecho

25

Abogado considera que el proceso de liquidación podría constituir un delito, toda vez que hay una contradicción entre la renuncia voluntaria que presentó el ahora líder priista y la liquidación que le otorgó la paraestatal.

En sus últimas horas como director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y antes de que se lanzara como candidato único a la presidencia del PRI, Enrique Ochoa Reza aseguró una liquidación por un millón 200 mil pesos.

La liquidación millonaria se le otorgó a Ochoa, a pesar de que sólo laboró en la empresa durante dos años con 195 días. El Manual de Trabajo para Servidores Públicos de Mando de CFE es claro: si un funcionario se separa “por voluntad propia” las compensaciones sólo aplicarán después de los tres años de servicio.

Para esquivar el manual, Ochoa Reza y la CFE firmaron un “acuerdo fuera de juicio” para establecer el pago más amplio posible.

Los medios y organizaciones que participan en Méxicoleaks, la plataforma para enviar información a periodistas de forma segura, recibieron de manera anónima el expediente de la renuncia y la liquidación de Ochoa Reza a la CFE.

Por separado y tras haber revisado los documentos, los abogados laborales María Luisa Campos, de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), y Manuel Fuentes Muñiz, profesor de Derecho de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), coincidieron en que la CFE autorizó una “autoliquidación” fuera de la norma.

Méxicoleaks confirmó en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que el expediente filtrado es auténtico. Otros dos documentos clave -la renuncia de Ochoa y el manual para servidores públicos de mando-, ya eran públicos. Además, la fuente acompañó su filtración con el cheque y otros documentos internos de la empresa.

Consultado sobre el tema, Enrique Ochoa Reza confirmó el monto de su liquidación y lo justificó con el argumento de que es el mismo utilizado por la CFE durante los últimos 15 años:

“Proviene de una normatividad que tiene 15 años de vigencia (…) que se aplicó a los dirigentes, subdirectores, a los funcionarios de mando desde tiempos que me preceden y que sigue vigente. (…) Yo no tuve trato preferencial ninguno y la normatividad me aplicó como le aplica a cualquier funcionario que esté en mi situación”.

Aquí la historia sobre la liquidación:

La renuncia

Enrique Ochoa renunció a CFE el viernes 8 de julio mediante una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto. En el escrito dijo que su intención era participar en el proceso para elegir presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario institucional (PRI).

Leave a Reply