Carta a EPN: “El CJNG saquea PEMEX apoyados por Líderes Sindicales, hay nombres

44

CARTA ABIERTA A ENRIQUE PEÑA NIETO

Como trabajadores de la empresa Petróleos Mexicanos, adheridos a la Sección 9 del Sindicato de PEMEX en el puerto de Veracruz, exigimos a las autoridades federales: PGR, SEIDO, SEDENA, SEMAR, que realicen una profunda investigación sobre el enorme saqueo de combustible que están llevando a cabo empleados de esta misma empresa, en complicidad con gente del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), y respaldados por los líderes sindicales comenzando por ROGER MANUEL PAVON ESPINOSA, Secretario del Interior del SNTPRM y solapados por VÍCTOR MANUEL DOMÍNGUEZ CORTÉS, su actual Secretario General.

Estamos sumamente preocupados por todo lo que está pasando en Veracruz, no tan solo por los altos índices delictivos con asaltos y secuestros diarios, sino por hechos tan violentos como la explosión de la bodega clandestina de la colonia Playa Linda, que arraso con el patrimonio de más de quince familias que perdieron todos sus bienes materiales, consumidos en el incendio avivado por la gran cantidad de bidones llenos de la gasolina que había en su interior, y que vendían en ese lugar a taxistas y choferes del transporte público.

No es la primera, ni la única bodega clandestina con pipas cargadas con gasolina robada a PEMEX que se incendia en Veracruz, y que constituyen un emitente peligro para la ciudadanía.

El pasado 28 de junio del 2015 en la madrugada se vivió algo parecido en la colonia Astilleros, con una pipa cargada con gasolina y oculta en una chatarrera.

Ese combustible fue robado en ductos de Petróleos Mexicanos, y existe una investigación estancada en la Delegación Estatal de la PGR por los nexos que tienen algunos empleados con el CJNG.

Precisamente por oponerse a los robos de combustible, y a la mafia que impera dentro de la plantilla laboral del gremio petrolero, fue asesinado el ingeniero Bernabé Ricardez Méndez, Superintendente de la Terminal de Abastecimiento de Pemex de Veracruz, conocida como “El Sardinero”, el pasado 13 de enero de este año 2016, y su crimen lo hicieron pasar como un asalto común y corriente.

Lo callaron quitándole la vida pues sabían que no estaba de acuerdo con todo eso, y que si denunciaba caerían “peces gordos” del sindicato. En abril del 2015 en el municipio de Tierra Blanca fue asesinado el jefe de Grupo de Seguridad Física de PEMEX, Guillermo Cortés Martínez y hasta el momento no se hace justicia.

Tan solo por mencionar algunos nexos de los líderes sindicales con el narco, se supo que la PGR de México detuvo a FITO RAMOS, ex yerno de VÍCTOR MANUEL DOMÍNGUEZ CORTÉS, acusado de robo de combustible en EL SARDINERO y ahora está preso en un penal de máxima seguridad en Tepic, Nayarit.

En esas fechas FITO RAMOS operaba para el Cartel de Jalisco Nueva Generación, y su suegro ocupaba otro puesto directivo en el Sindicato.

Otro yerno del actual Secretario General de la Sección 9 que también operaba para el CJNG, se llamaba DANIEL MUÑOZ alias “EL DANNY”, era gerente de la discoteca CAPEZZIO, un antro que está plenamente identificado como centro de distribución de droga para los jóvenes.

Los dos hombres, FITO y DANIEL fueron parejas de GUADALUPE (Lupita) DOMÍNGUEZ VILLEGAS, hija de VÍCTOR MANUEL DOMÍNGUEZ CORTÉS, Secretario General de la Sección IX del Sindicato Nacional de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

Por eso exigimos que las autoridades federales inicien una intensa investigación, porque existen muchos más lugares de venta clandestina de gasolina robada a ductos y pipas de PEMEX, y que significan un potencial peligro que puede terminar en tragedia.

Exigimos como trabajadores sindicalizados que los asesinatos de nuestros compañeros no queden sin castigo para los verdaderos responsables, no para chivos expiatorios.

Ya basta de corrupción de parte de los líderes sindicales que se enriquecen con ese tipo de negocios, que pueden costar la vida a muchas familias veracruzanas. Denuncien la venta clandestina de combustible antes que suceda una tragedia de grandes proporciones.

 

Leave a Reply