Antonio García de León: hito académico, intelectual y de la cultura popular en México y el mundo

CLAROSCUROS

José Luis Ortega Vidal

(1)

Antonio García de León compartió una fotografía donde aparece junto a don Arcadio Hidalgo navegando sobre el río Coatzacoalcos a finales de la década de los 60s.

Antropólogo, lingüista, García de León expuso un dato sobre el contexto de aquella imagen: se había acercado a don Arcadio –sonero histórico-.en búsqueda de información sobre el son jarocho pues tenía la idea de que su versión tradicional estaba en proceso de desaparición.

Por ello desde el Instituto Nacional de Antropología e Historia -del que hoy es investigador emérito- impulsó grabaciones entre 1968 y 1970 a fin de conservar versos, tonos, afinaciones, interpretaciones de esa voz multicultural, pluriétnica y de identidad profunda sin fin que es el son jarocho.

48 años después el son jarocho luce rescatado, revalorado y en plena evolución en los ámbitos local, nacional e internacional.

La figura de Antonio García de León es clave en este proceso vivo que se escribe con jaranas, zapateado y nuevas generaciones de intérpretes y compositores.

Nativo de Jáltipan, al sur de Veracruz, García de León posee un currículum cuya exposición implicaría la edición de un libro.

El INAH aporta estos datos:

“Los méritos del lingüista, historiador y antropólogo no se limitan a la autoría de libros que son considerados clásicos dentro de la historiografía mexicana, por ejemplo, Resistencia y Utopía (1985) y Tierra adentro, mar en fuera (2011), sino también por su labor en la revaloración de géneros musicales como el son jarocho, propios de su tierra veracruzana.

Como especialista del INAH, García de León ha dedicado 52 años (de sus 72 cumplidos) a indagar en aspectos de la historia social, cultural y económica de México, en particular del sureste y el Golfo, así como de su devenir compartido con el Caribe. Otros títulos más de su producción son: EZLN, Documentos y comunicados (1994), El mar de los deseos. El Caribe hispano musical. Historia y contrapunto (2002) y Fandango. El ritual del mundo jarocho a través de los siglos (2006).

Como buen veracruzano, Antonio García de León, egresado de la licenciatura en Lingüística de la Escuela Nacional de Antropología e Historia del INAH, y del doctorado en Historia en La Sorbona de París, posee buena prosa —que ha desplegado en más de una decena de libros, más otros en coautoría, y más de 160 artículos—, y es además un excelente versador.

Cuando en la década de los 70 el son jarocho era un género popular adormilado, Antonio García de León se convirtió en uno de los iniciadores del llamado “movimiento jaranero”. A la sombra de su labor se desarrollaron varios grupos y espacios para el encuentro de éstos en poblaciones como su natal Jáltipan, en San Andrés Tuxtla, Tlacotalpan y el puerto de Veracruz

Asimismo, ha sido intérprete en varios discos de agrupaciones como Tacoteno y Zacamandú, y colaborador en las producciones de otros tantos: Chuchumbé, Los Cojolites, Los Utrera, Mono Blanco, Son de Madera y Tembembe. Su compromiso con la diversidad cultural del país se manifiesta en la difusión que hace de las lenguas indígenas. Ha descubierto y descrito el ayapaneco de Tabasco, una lengua zoqueana hoy extinta

Otra de las grandes facetas del historiador es la docencia, ya sea como profesor visitante en varias universidades del país o titular en las facultades de Economía, y Filosofía y Letras de la UNAM, o en prestigiadas universidades extranjeras: de California y Washington (Estados Unidos), de Santiago de Compostela y Barcelona (España), en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, en París, y la Facultad de Historia de Turín.

Por todos estos méritos, Antonio García de León se suma a las grandes personalidades que han sido distinguidas con el Premio Nacional de Ciencias y Artes.” (2015)

(2)

Ayer, trascendió que este destacado mexicano, veracruzano, jaltipaneco obtuvo un reconocimiento más.

La Asociación Americana de Historia anunció -el 3 de octubre- la lista de ganadores de su Premio 2016:

“La AHA ofrece premios anuales en honor a los libros excepcionales, en que se distingue la enseñanza y tutoría en el aula, la historia pública, y otros proyectos históricos. Desde 1896, la Asociación ha conferido más de mil premios. Los finalistas de este año fueron seleccionados de un campo de más de 1.300 entradas por cerca de 100 miembros del comité de premios dedicados. Los nombres, publicaciones y proyectos de los que recibieron estos premios son un catálogo de los mejores trabajos producidos en la disciplina histórica. Por favor, únase a nosotros en la ceremonia de enero en honor a los destinatarios de este año.

El Premio Clarence H. Haring para un latinoamericano que ha publicado el libro más destacado en la historia de América Latina durante los cinco años anteriores

Antonio García de León (Universidad Nacional Autónoma de México.) De Tierra Adentro, Mar en Fuera: El Puerto de Veracruz y su litoral a Sotavento, 1519-1821 (Fondo de Cultura Económica EE.UU., 2011)”

(3)

Enhorabuena por el doctor Antonio García de León.

Enhorabuena por Veracruz y por México.

Enhorabuena por América Latina.

Enhorabuena por la historiografía universal.